Páginas vistas en total

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Talleres de educación en igualdad y prevención de violencia de genero

Acciones formativas Se trata de acciones formativas dirigidas al alumnado de Educación Infantil (de 3 a 6 años), Primaria y Secundaria impartidos este año en Centros Educativos de la Comunidad de Madrid, tanto públicos, como concertados y privados. El objetivo prioritario que se pretende conseguir mediante esta actuación es el fomento de valores igualitarios y no discriminatorios por razón de sexo/género en los diferentes niveles del sistema educativo.

Orientados a la resolución pacífica de conflictos como base para un aprendizaje del respeto y la Igualdad, a través de actividades y talleres con contenidos orientados a prevenir la Violencia contra las mujeres, potenciando el análisis crítico de los modelos de masculinidad y feminidad existentes y favoreciendo la búsqueda de nuevos referentes. Todo ello con el fin de reforzar una Educación basada en la no violencia que potencie la Tolerancia Cero ante actitudes de este tipo y permita una convivencia sin discriminación por razón de Género, así como la difusión de una cultura de la Igualdad.
 

 Objetivos específicos:
   Talleres de Educación Infantil

  •       Conocer su propio cuerpo y el de los otros y aprender a respetar las diferencias.
  •       Explorar el entorno familiar, natural y social con el fin de adquirir progresivamente pautas elementales de convivencia.
  •       Demostrar, con escenificaciones y juegos las ventajas de la Igualdad, del  buen trato y de la cordialidad en el contexto de la vida cotidiana.
  •       Fomentar, a través de actividades dinámicas, el respeto, la cooperación, la empatía, el valor de Igualdad entre niños y niñas.
  •      Desarrollar, en un ambiente de afecto y confianza, habilidades comunicativas para  la resolución pacífica de conflictos.

  Talleres de Educación Primaria

  •       Favorecer el desarrollo de una identidad positiva, tolerante y diferenciada, que posibilite la convivencia en una sociedad cada vez más cambiante y pluralista.
  •       Comprender cómo es el maltrato y el buen trato a través de situaciones vividas en la cotidianidad.
  •       Facilitar la detección de situaciones de violencia y motivar el rechazo a todo tipo de discriminación, marginación y violencia entre niños y niñas.
  •       Aportar ideas para  establecer relaciones igualitarias, fomentando el respeto, la empatía y la cooperación entre el alumnado.
  •       Potenciar la Tolerancia Cero frente a la violencia y la discriminación, enmarcando la prevención de la Violencia de Género dentro de una perspectiva  más amplia, la de los Derechos Humanos.

  Talleres de Educación Secundaria
  •       Favorecer en el alumnado la construcción de una identidad no sexista y no violenta promoviendo la adquisición de recursos personales que fomenten las relaciones igualitarias entre sexos.
  •       Analizar los estereotipos de género masculino/femenino.
  •       Saber detectar situaciones de Violencia de Género en el aula.
  •       Fomentar habilidades que permitan comprender y resolver los conflictos y tensiones característicos de la adolescencia.
  •       Conocer los indicadores de riesgo de la Violencia de Género para su prevención, con el fin de erradicar prejuicios sexistas.
  •       Enmarcar la prevención de la Violencia de Género dentro de una perspectiva más amplia: la defensa de los Derechos Humanos, potenciando la solidaridad con las víctimas de la Violencia de Género.

Las empresas se unen para luchar contra la violencia machista.

Este año, 13 empresas españolas han suscrito un convenio de colaboración con el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad para ofrecer puestos de trabajo a mujeres víctimas de violencia de género con condiciones flexibles que se adapten a sus necesidades. Las trece compañías firmantes han sido Acciona, Cepsa, Confesal, Curves Internacional of Spain, Eroski, Fehrcarem, FCC, Fundación Cehat, Grupo Amma, Grupo Eulen, Grupo Inditex, Sacyr Vallehermoso y Servicios Securitas.
El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ha suscrito 13 convenios con distintas empresas, fundaciones y asociaciones empresariales para la inserción laboral de mujeres víctimas de violencia de género y para la sensibilización contra la violencia de género. La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha destacado el esfuerzo de empresas para mejorar la integración laboral de las víctimas de violencia de género.

La titular de Sanidad, Política Social e Igualdad se ha mostrado convencida de que el compromiso público que hoy demuestran las empresas firmantes servirá de ejemplo para que otras entidades se sumen a esta tarea, que implica asumir una responsabilidad compartida.

La firma de estos convenios tiene como objetivo general la atención integral a las víctimas de violencia de género y su inserción en el mercado de trabajo, cumpliendo así con la Ley Integral contra la Violencia de Género, cuyo objetivo principal es articular los mecanismos necesarios para que las víctimas puedan romper el círculo de la violencia y comenzar a tomar las riendas de su propia vida.

Contenido de los convenios
Mediante estos convenios, el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad se compromete a realizar distintas acciones de sensibilización y acciones de inserción laboral. Entre las primeras, el Ministerio colaborará con las empresas en el impulso y desarrollo de medidas de sensibilización, particularmente en el entorno laboral, y facilitará material informativo sobre los derechos de las mujeres víctimas de violencia de género destinado al personal de las empresas.

Entre las acciones de inserción laboral, el Ministerio difundirá esta iniciativa, garantizando la privacidad de las mujeres que participen en ella; colaborará en la difusión y coordinación de la gestión de ofertas de empleo; prestará asesoramiento en todo lo relativo a la contratación; participará en el seguimiento del itinerario de inserción laboral de las mujeres contratadas; y establecerá mecanismos de divulgación de los convenios.

Por parte de las empresas, en materia de sensibilización, éstas se comprometen a colaborar en la difusión de campañas de sensibilización y prevención de la violencia de género, tanto a nivel interno como externo. En cuanto a las acciones de inserción laboral, desarrollarán las siguientes:

- Determinar los perfiles profesionales de los puestos de trabajo que ofertan para ser ocupados por mujeres en situación de violencia de género.

- Facilitar la inserción laboral de las mujeres víctimas de violencia de género mediante la oferta de puestos de trabajo, que deberán contemplar la flexibilidad de horarios y jornadas, en función de las necesidades.

- Designar un asesor de empleo que atienda las peculiaridades de la mujer víctima de violencia y que ayude a su inserción laboral.

- Ofrecer una formación adecuada al puesto de trabajo.

- Mantener la confidencialidad sobre las circunstancias personales de las mujeres que participan en estas actividades de inserción.

- Difundir el convenio entre sus distintos centros, filiales y franquiciados.

Esto implica no sólo facilitar un puesto de trabajo a las víctimas, sino también que éste sea adecuado a las circunstancias que están viviendo.

Estos convenios no conllevan aportaciones económicas entre las partes, ya que el coste de las actividades que se desarrollarán dentro del mismo será asumido con los recursos propios de las entidades firmantes. Los convenios tienen una duración de un año y se podrán prorrogar por un nuevo periodo de un año.

Las partes firmantes de estos convenios constituirán una Comisión Mixta de Seguimiento de los mismos, para realizar un seguimiento de las actuaciones contempladas en los mismos, resolver las dudas sobre su aplicación y evaluar y coordinar el desarrollo de los programas. Esta Comisión Mixta de Seguimiento estará constituida por dos representantes de cada una de las partes que suscriben el convenio.

Empresas, Fundaciones y Asociaciones firmantes
- ACCIONA S.A: empresa líder en la creación, promoción y gestión de infraestructuras, energía y agua.

- CEPSA: grupo industrial cuyo núcleo de actividad es el refinado de petróleo y la comercialización de sus derivados.

- CONFESAL: Confederación Empresarial de Sociedades Laborales de España, que agrupa a asociaciones, federaciones y agrupaciones de sociedades laborales de toda España. Impulsa e incentiva la generación y desarrollo de proyectos, actividades y formación en distintos ámbitos para promover la responsabilidad social empresarial.

- CURVES INTERNACIONAL OF SPAIN: franquicia de centros de entrenamiento, reducción y control del peso y educación para la salud, dedicada exclusivamente a las mujeres.

- EROSKI: una de las principales empresas de distribución de España, que emplea a más de de 50.000 personas y con 2.440 puntos de venta. Es parte de la Corporación Mondragón en la división de distribución.

- FEHRCAREM: Asociación Empresarial de Cadenas de Restauración Moderna. Algunos grupos y cadenas de restauración que forman parte de la Asociación son Grupo Rodilla, VIP’s, Auto-Grill o Tony Roma’s.

- FOMENTO DE CONSTRUCCIONES Y CONTRATAS (FCC): empresa especializada en la gestión de servicios medioambientales y agua, construcción, equipamiento urbano y generación de energías renovables.

- FUNDACIÓN CEHAT: Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos. Es una organización de los empresarios hoteleros españoles de ámbito nacional. Uno de los fines de esta fundación es la integración laboral de colectivos en riesgo de exclusión social en el sector hotelero y turístico.

- GRUPO AMMA: una de las compañías líderes en el sector de atención a la dependencia y la tercera edad. Gestiona un total de 30 centros gerontológicos en siete comunidades autónomas, con casi 5.300 plazas (entre residenciales y de centro de día) y cuenta con una plantilla superior a las 2.400 personas.

- GRUPO EULEN: líder en la prestación de servicios a empresas. Tiene protocolos tanto para facilitar el cambio de comunidad autónoma de una trabajadora víctima de violencia de género como para la detección e inserción laboral de mujeres víctimas.

- GRUPO INDITEX: uno de los principales distribuidores de moda del mundo; reúne a más de un centenar de sociedades vinculadas al negocio del diseño.

- SACYR VALLEHERMOSO: una de las mayores empresas constructoras de España. Está dedicada a la construcción de todo tipo, promoción de viviendas, gestión de infraestructuras, actividades patrimonialistas y de servicios.

- SERVICIOS SECURITAS: líder en soluciones de seguridad en el sector de la seguridad privada. El grupo abarca diversas actividades en el sector servicios. Está desarrollando programas de inclusión social y de participación de mujeres en sectores con subrepresentación femenina.

La educación como base en la lucha

Los datos que se desprenden de los estudios realizados aseguran que el 30% de las más de 460 mujeres asesinadas en los últimos siete años eran menores de 30 años, que también lo son un tercio de las que llaman al teléfono de atención a las víctimas y que cuatro de cada diez mujeres protegidas en centros especializados mediante orden de alejamiento no han llegado a la treintena. La importancia de la educación se hace patente si se tienen en cuenta los resultados  de un reciente estudio, realizado por la administración estatal entre 11.000 jóvenes, que revela que el 32% de los encuestados justifica el machismo en las relaciones de pareja y que poco más del 9% afirma que la mujer debe soportar la violencia de género y no denunciar la situación por el bien de sus hijos. Ante la evidencia de estos resultados es necesaria la colaboración de las administraciones y de la sociedad civil para luchar contra este problema.

lunes, 20 de diciembre de 2010

El asesino de la 71ª víctima de género fue absuelto de amenazas

  AGENCIAS - Madrid - 20/12/2010

La última víctima mortal de la violencia machista, minusválida, de 24 años y madre de cuatro hijos, sabía que corría peligro. El 27 de noviembre se plantó en el cuartel de la Guardia Civil de Porzuna (Ciudad Real) y denunció a su pareja por amenazas. De nada sirvió. E. M. K., 29 años, de profesión pastor y origen marroquí, fue absuelto. El magistrado de Ciudad Real que juzgó el caso lo dejó en libertad sin interponer medida de protección alguna, según confirmaron a Efe fuentes próximas a la mujer. En la noche del sábado, presuntamente la mató. Después, fue detenido
Últimamente la presión "era diaria", las amenazas, el pan de cada día. Los vecinos confirman que la mujer advertía a quien quería oírla de que su situación "empeoraba cada vez más". Sus peores presagios se confirmaron en la noche del sábado. La pareja, que tenía dos hijos en común -los otros dos eran de una relación anterior de ella-, mantuvo una discusión. Él la atacó con un arma blanca y la dejó gravemente herida, aunque aún con fuerzas para llamar al 112. Pero los sanitarios no pudieron hacer nada por salvar su vida. La mujer murió sobre las 2,00 horas, tras ser intervenida en el Hospital General de Ciudad Real.
El marido fue detenido y permanece arrestado a la espera de pasar a disposición judicial.
La víctima continuaba viviendo con su presunto agresor pese a que estaba tramitando desde hace algunas semanas una demanda de separación, según confirmó la alcaldesa de Porzuna, María Ángeles Rojas, que condenó el crimen y recordó que la víctima había solicitado la atención de los Servicios Sociales del Ayuntamiento y del Centro de la Mujer de la comarca Montes Norte por sufrir malos tratos.
La muerte de la joven, que estaba incapacitada para trabajar pero participaba activamente en la Asociación de Minusválidos de Porzuna, confirma la macabra tendencia de un mes negro de la violencia de género. En diciembre, cada tres días ha muerto una mujer a manos de su pareja; 2010 suma ya 71 víctimas mortales, 15 más que el año anterior.
La ministra de Sanidad, Igualdad y Asuntos Sociales, Leire Pajín, anunció ayer que esta próxima semana se reunirá con su equipo para analizar esta situación. Este nuevo caso, afirmó, obliga a "tomar nuevas medidas".

Cada cinco días muere una mujer por violencia machista.

Un goteo sangriento que no cesa. Ni las campañas de concienciación, ni la reforma del Código Penal, ni los insistentes mensajes de las instituciones para que las mujeres denuncien el maltrato y escapen al yugo de sus agresores han servido de mucho. Un día después de que un individuo descerrajara un tiro en la cabeza a su expareja en Badajoz antes de suicidarse, otra mujer moría ayer a manos de su compañero sentimental en Santa María de Palautordera (Barcelona). El verdugo, de 35 años y sin ninguna denuncia previa por malos tratos, asesinó a su pareja, de 43, en el domicilio que compartían y luego se entregó en comisaría. Al parecer, la ahogó. Con esta mujer asesinada, el número de víctimas mortales por la violencia de género asciende ya a 70 este año -un crimen cada cinco días-, frente a las 55 que se registraron en todo 2009.

Las cifras en violencia de género son duras, pero reveladoras. Casi el 80% de las víctimas no había presentado denuncia previa contra sus maltratadores, una situación que impide la puesta en marcha del sistema de protección previsto en la ley y que eleva el riesgo de sufrir agresiones graves. Así lo puso ayer de manifiesto el Delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, quien remarcó la necesidad de trasladar a las maltratadas el «mensaje rotundo de que hay que denunciar a los agresores» para favorecer su protección, ya que algunas de ellas «pueden acabar siendo asesinadas».

viernes, 17 de diciembre de 2010

El asesinato de una mujer en Barcelona eleva a 70 las víctimas de la violencia machista

El presunto asesino, que no tenía denuncias por violencia de género, se lesiona y se entrega a la policía tras cometer el crimen.- La Guardia Civil continúa la búsqueda de la mujer desaparecida en Madrid

EL PAÍS / AGENCIAS - Madrid / Barcelona - 17/12/2010
Un hombre ha matado presuntamente esta mañana a su pareja en la vivienda que compartían en Sant Maria de Palautordera (Barcelona) y después se ha entregado a la Policía Local de la vecina Sant Celoni. En estos momentos se encuentra custodiado por los Mossos d'Esquadra en un centro hospitalario, donde le están atendiendo de las heridas que se ha infringido para tratar de suicidarse tras cometer el crimen. La fallecida, cuya identidad no ha trascendido de momento, tenía 43 años y era española y su presunto asesino, identificado como Francisco L. C. y también español, 35. Los Mossos, que han iniciado una investigación para esclarecer los hechos, han informado de que no había denuncias por violencia de género.
El hombre se ha presentado hacia las seis de la mañana en la comisaría de Sant Celoni y ha confesado que había matado a su mujer, crimen que han comprobado los agentes policiales al acudir su domicilio, en la calle Can Pins. El forense tendrá que determinar las causas exactas de la muerte de la mujer, porque el cuerpo no presenta signos aparentes de arma blanca o de fuego, según fuentes próximas a la investigación.
Con este crimen, se elevan a 70 el número de mujeres muertas a manos de sus parejas o ex parejas en España en 2010 -de ellas, 11 en Cataluña- a falta de 14 días para que acabe el año, 15 más que en 2009. Este fuerte incremento se registra tras un año especialmente benigno en lo que a violencia de género se refiere, ya que 55 mujeres muertas en 2009 sumaron el número más bajo desde que existen datos estadísticos fiables, a partir de 2003. El repunte de este año no alcanza las 77 mujeres asesinadas en 2008.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Síndrome de Estocolmo.

Parece una paradoja de amor y violencia. Muchas mujeres maltratadas vuelven con su pareja y la protegen. Para el doctor Brookoff, especialista en violencia doméstica, esto se explica porque piensan antes en la familia que en ellas mismas y soportan todo con tal de mantenerla unida. Otros postulan que la mujer necesita la relación de pareja para reforzar su identidad propia y que por eso intenta mantenerla a toda costa.
En cambio, hay una teoría que sostiene que el 27% de las mujeres maltratadas aguanta con su pareja porque sufre las mismas reacciones psicológicas que los prisioneros de guerra o que las víctimas de los secuestros. Se trata del conocido Síndrome de Estocolmo: una persona amenaza de muerte a otra y parece capaz de llegar al extremo de matar. La víctima no puede escapar y su vida depende de la persona que la ha hecho prisionera. El opresor se muestra cariñoso y violento, alternando ambos comportamientos. Hay cuatro fases de victimización:
-Desconfianza y negación: "Esto no me puede estar pasando a mí".
-Se acepta la situación. La víctima cree que es totalmente dependiente del agresor y le ve como un super hombre.
-Depresión traumática y estrés postraumático.
-Integración del trauma en la vida normal.
Esta teoría muestra el impacto psicológico del sometimiento a otra persona y explica que algunas mujeres maltratadas protejan a sus maridos.

El maltrato en India.

En Delhi, India, cada 12 horas muere una mujer quemada por su marido. La rocía con queroseno y la prende como una antorcha. Después denuncia el hecho como un accidente o un suicidio. ¿El motivo? Que la dote ofrecida por los padres de la novia no se consideró suficiente. Así, matándola, puede ir a buscar otra mujer, con otra dote con la que sobrellevar unos cuantos años más su pobreza. Parece difícil de creer, y sin embargo no es mucho peor que el comportamiento que persiste en el resto del planeta. El problema del maltrato a la mujer no tiene fronteras culturales.

IGUALDAD

Hoy 16 de diciembre de 2010.

Un hombre mata a su ex pareja en Badajoz y después se suicida

El fallecido supuestamente asesinó a la mujer después de que esta regresara de llevar al colegio a la hija de ambos

EFE - Badajoz - 16/12/2010
Un hombre ha matado hoy supuestamente a su ex pareja en Badajoz de uno o varios disparos y después se ha suicidado lanzándose al patio interior del bloque de viviendas en el que vivía la mujer, según ha informado la Delegación del Gobierno en Extremadura.
Vecinos de los dos fallecidos han explicado que el presunto homicida, de origen vasco, tenía unos 60 años, mientras que la víctima, de unos 35 años, era de procedencia marroquí. Asimismo, han señalado que el suceso ha tenido lugar cuando la mujer regresaba de llevar al colegio a la hija que tenían en común, de unos ocho años, ya que el presunto agresor la estaba esperando.
Tras efectuar los disparos, el hombre se arrojó desde el cuarto piso al patio interior del bloque de viviendas, y el ruido ocasionado es el que alertó a los vecinos.
No se descarta que el hombre tuviera una orden de alejamiento de la mujer por supuestos malos tratos.

Quiza habría que empezar por reeducar a nuestros jueces...

Tribunales/ Laopinióndemurcia.es 14-08-2010

La Audiencia revoca doce sentencias por violencia de género en pocas semanas

Los magistrados dicen que no todas las agresiones a mujeres pueden considerarse como actos de dominación machista

F. J. MORENO La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Murcia, que preside la magistrada María Jover, dictó en las últimas semanas una docena de sentencias en las que se revocan condenas de prisión impuestas por el delito de violencia de género. Estas penas se sustituyeron por penas de multas o de localización permanente, amparándose en que «no todas las agresiones a mujeres pueden ser consideradas como actos de dominación machista», según declara el magistrado Juan del Olmo en una de sus últimas sentencias, en la que se sustituyen los nueve meses y un día de prisión impuestos por un Juzgado de lo Penal de Murcia a un hombre que agredió a su ex compañera por seis días de localización permanente por una falta de lesiones.

En esta resolución, el magistrado se refiere a las dos líneas jurisprudenciales que se mantienen en el Tribunal Supremo, una de las cuales es partidaria de condenar por violencia de género en todos los casos de agresión del hombre hacia la mujer y otra en la que sólo se debe hacer cuando los hechos probados acrediten que la violencia fue debida a una dominación machista.

El magistrado dice que «la Sala, pese a esa doctrina discrepante, considera amparada constitucional y jurisprudencialmente la exigencia de acreditación de la reiterada situación de desigualdad o de dominio del varón sobre la mujer». Así, el magistrado Augusto Morales sustituyó una pena de seis meses de cárcel por un mes de multa a un hombre que agredió a una ex compañera en Jumilla al negarse ésta a darle el dinero que le exigía.

Las asociaciones de jueces y magistrados han pedido al Tribunal Supremo una línea jurisprudencial única para evitar las discrepancias que han surgido entre las distintas Audiencias Provinciales.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Machismo

Check out this SlideShare Presentation:
Machismo
View more presentations from crisma.

El poder del lenguaje.

Se utiliza la lengua de forma sexista.
"Cuando hablamos de algo bueno decimos cojonudo, cuando nos aburre es un coñazo".
En este sencillo ejemplo se encierra uno de los principales problemas que, a mi juicio tiene el lenguaje: el sexismo.

Machismo adolescente.

Ya son 68 las mujeres muertas a manos de sus parejas o ex parejas en lo que va de año en España. Conocemos, también, los resultados del estudio realizado por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género y la Universidad Complutense de Madrid, sobre “Igualdad y prevención de la violencia de género en la adolescencia”. Pues bien, el estudio arroja unos resultados escalofriantes: el 13% de los chicos afirman haber maltratado en alguna ocasión a una mujer; pero lo más terrible de todo es que muchos de ellos no tienen ni siquiera claro el concepto de maltrato. La Real Academia define maltratar como “tratar mal a alguien de palabra u obra” y, a pesar de ello, el 35% de los adolescentes varones cree que “controlar todo lo que hace su pareja” no es maltrato, el 18% de los chicos tampoco cree que “insultar” sea nada malo y, lo que es aún peor, el 23% cree que “hacer sentir miedo a tu pareja” no es violencia machista.
La Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral Contra la Violencia de Género asigna al sistema educativo “la transmisión de valores de respeto a la dignidad de las mujeres y a la igualdad entre hombres y mujeres”. Por tanto, desde nuestros colegios e institutos –también en el seno de nuestras familias-, debemos instruir con valentía, claridad y determinación a nuestros jóvenes en valores de igualdad efectiva entre mujeres y hombres, ya que, como ha dicho el Delegado de Gobierno para la violencia de género, “debemos trabajar desde la acción preventiva, pedagógica y educativa para intentar superar el machismo”.

Aisha era una niña.

  Blog de Pedro Zerolo
En uno de mis últimos artículos denuncié el caso de Aisha Ibrahim. La información publicada hasta entonces decía que Aisha fue enterrada hasta el cuello y apedreada hasta su muerte. Que la ejecución fue llevada a cabo por más de cien hombres, y más de mil personas habían observaron esta manifestación de inhumanidad. Contaron que el apedreamiento fue lento y la agonía muy larga. Se decía que Aisha era una mujer somalí de 23 años y que había sido condenada a muerte por adulterio. Pues bien, la historia es peor aún si cabe.
Según ha revelado Amnistía Internacional y ha recogido el diario El País, Aisha tenía sólo 13 años. Era una niña que ni siquiera había alcanzado la adolescencia. Con engaños fue llevada a una playa donde tres hombres de un clan poderoso la violaron, uno detrás de otro, sin tener en cuenta ni su edad, ni sus ruegos y ni sus súplicas. Consiguieron, además, que después de que Aisha denunciara a sus tres violadores, retirara la denuncia bajo la promesa de dejarla regresar con su familia a Mogadiscio. Ella sólo quería volver a un lugar donde sentirse segura, al seno de una familia que le había aconsejado que denunciara a sus agresores, como finalmente así hizo. Y esto fue lo que la condujo a acabar dilapidada. De acuerdo con la nueva información, los familiares de sus agresores la convencieron para que acudiera al tribunal islámico, retirara su acusación y perdonara a los tres violadores. Le darían dinero para volver a su casa, le dijeron. Ella accedió, pensando que podría volver a ver a los suyos. Una vez retiró la acusación, los mismos familiares de los agresores acusaron a Aisha. Así Aisha, fue arrestada, acusada de adulterio, de mantener relaciones sexuales sin estar casada y de extorsión. La niña Aisha fue violada, engañada, falsamente acusada, juzgada sin garantía alguna y luego ejecutada, esto es, la mataron.
Coincido con David Copeman, adjunto de investigación y acción sobre Somalia de Amnistía Internacional: “No fue un acto de justicia ni una ejecución. Esa niña sufrió una muerte horrible a instancias de los grupos armados de oposición que actualmente controlan Kismayo. Este homicidio es otro abuso contra los derechos humanos cometido por los combatientes en el conflicto de Somalia y demuestra de nuevo la importancia de que la comunidad internacional actúe para investigar y documentar estos abusos a través de una Comisión Internacional de Investigación.”                                                            
                                                                                                   

martes, 7 de diciembre de 2010

Violencia de género en el mundo.

"La violencia contra la mujer es quizás la más violenta violación de los derechos humanos, quizás 

la más generalizada. No conoce límites geográficos, culturales o económicos. 

Mientras continúe, no podemos afirmar que estemos logrando progresos reales 

hacia la igualdad, el desarrollo y la paz." 

Kofi Annan, Secretario General de las Naciones Unidas.

Al menos una de cada tres mujeres en todo el mundo ha sido golpeada, coaccionada sexualmente o ha sufrido otro tipo de abuso en su vida (siendo el culpable de los abusos generalmente un conocido). La violencia contra las mujeres y las niñas es un problema con proporciones de epidemia, quizás la violación de los derechos humanos  más   generalizada    de las que conocemos hoy en día. Destroza vidas, rompe comunidades y detiene el desarrollo.

Las estadísticas muestran un panorama desolador en relación con las consecuencias de la violencia contra la mujer (en 2002 el Consejo de Europa adoptó una recomendación en la que declaraba la violencia contra la mujer como una emergencia de salud pública y como causa mayor de muerte y discapacidad de mujeres entre 16 y 44 años). En un informe del Banco Mundial, se estimaba que la violencia contra la mujer era una causa de muerte e incapacidad entre las mujeres en edad de procrear tan seria como el cáncer y la causa de mala salud más frecuente que los accidentes de tráfico y la malaria juntos. 

Llevar el tema a la atención pública.
En su mayor parte, el coste humano de la violencia de género es invisible. El miedo y la vergüenza siguen impidiendo que muchas mujeres denuncien su situación y, por ello, los datos recogidos son a menudo insuficientes e inconsistentes. Sin embargo, consta que en   las dos últimas décadas se han alcanzado logros significativos para sacar el tema a la luz pública e incluirlo en las agendas de las políticas internacional y nacional.

Las organizaciones de la mujer se han puesto a la cabeza llevando a cabo gran cantidad    de esfuerzos innovadores como la prestación de servicios, el cabildeo y la redacción de proyectos de ley, la concienciación de la abogacía, la educación y formación y la creación de redes regionales, nacionales e internacionales que trabajan por acabar con la violencia.

Más de 45 países tienen ya una legislación específica sobre la violencia doméstica y un creciente número de países ha instituido planes nacionales de acción para acabar con la violencia contra la mujer. Sin embargo, la falta de los recursos adecuados para aplicar   estas políticas sigue impidiendo el progreso.

Tomar la seguridad en sus propias manos.
Las redes regionales, nacionales y mundiales creadas por grupos de mujeres están creciendo en fuerza y en impacto. Estas redes, como la Red regional del Pacífico contra     la violencia contra la mujer, the Women, la Red Africana para el Derecho y el Desarrollo,   el Foro de Asia Meridional contra el tráfico de personas y muchos otros, han llegado a desempeñar un papel primordial en la lucha por concienciar a las distintas comunidades y conseguir un cambio positivo aquellas actitudes y prácticas relacionadas con la violencia    de género. Estas redes han inspirado una amplia gama de campañas que han hecho de este tema un centro de atención. En los años 80, el Día internacional contra la violencia contra   la mujer se encontraba entre las primeras campañas organizadas y se celebraba todos los años el 25 de noviembre en toda América Latina para honrar a las hermanas Mirabel, tres activistas políticas asesinadas. En 1999, las Naciones Unidas se unieron a la campaña designando el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La campaña Los 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género es otro símbolo del movimiento mundial de mujeres y de las redes que buscan el fin de la violencia de género. Está coordinada por el Centre for Women's Global Leadership y trabaja desde el 25 de noviembre hasta el 10 de diciembre (Día de los Derechos Humanos). Involucra a cientos de organizaciones de todo el mundo en actividades como programas en los medios de información, manifestaciones, conferencias, exhibiciones y representaciones.

Algunas agencias de la ONU también se han unido a las ONGs y a los gobiernos para llevar a cabo campañas regionales que conciencien a las comunidades y las lleven a la acción. El UNIFEM, haciendo gala de su profundo compromiso con la erradicación de la violencia contra la mujer, ha liderado la coordinación de varias campañas interinstitucionales de la ONU llevadas a cabo a escala regional en los últimos años en África, América Latina, Asia y la región de la CEI. El UNIFEM también encabezó la organización de una videoconferencia mundial sobre el fin de la violencia de género en 1999. La conferencia, una revolucionaria colaboración entre las instituciones de la ONU unió cinco lugares (Estrasburgo, Nairobi, Nueva Delhi, la ciudad de México y Nueva York) para hablar sobre estrategias innovadoras para tratar el tema a escala mundial.

La respuesta de la comunidad internacional.
El cambio radical de las normas, leyes, políticas y prácticas relacionadas con el tema, ha ido emparejado con las respuestas de la comunidad internacional. Esto ha facilitado el reconocimiento de la violencia contra las mujeres como un abuso contra los derechos humanos.

La Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), celebrada en 1981, reconoce la violencia contra la mujer como una forma de discriminación especialmente atroz que debe ser erradicada. Los Estados que tomaron parte en la Convención tienen la obligación de usar todos los medios apropiados para eliminar la discriminación contra la mujer. Otras declaraciones de política internacional dirigidas a terminar con la violencia son la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer adoptada por la Asamblea General de la ONU en 1993 y la Plataforma de Acción de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer celebrada en Beijing en 1995. Ambos documentos definen la violencia de género como una violación de los derechos de la mujer  y como una forma de discriminación que impide que la mujer participe plenamente en la sociedad y realice su potencial como ser humano. Así mismo, dichos documentos comprometen a los firmantes (los Estados Miembros de la ONU) a llevar a cabo acciones para proteger a las mujeres y las niñas.

El reto: ni un minuto más.
Se ha progresado en la concienciación de la magnitud del problema. Sin embargo, a pesar de este progreso, el mundo de hoy no es más seguro que el de hace dos décadas. Hay una violencia creciente en las sociedades en general y una contínuo alejamiento entre los compromisos políticos y los recursos necesarios para llevarlos a cabo. Las intervenciones contra la violencia no serán eficaces hasta que el nivel de los recursos se equipare al de la magnitud del problema.

La violencia contra la mujer es actual, generalizada, sistémica e incluso autorizada. El reto más importante sigue siendo pasar de la conciencia de que se trata de una violación de los derechos humanos y un delito a hacer de la violencia de género algo inaceptable para la sociedad y contrario a sus normas. Los gobiernos, las ONGs, la sociedad civil, el sector privado y los organismos internacionales deben trabajar juntos para enfrentarse a este reto de forma competente y para aportar la voluntad política, el compromiso y el valor para erradicar esta laceración de la vida humana.

Fuente: UNIFEM * (Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer)

Aumenta a 66 las mujeres asesinadas en España en lo que va de año.

Un joven mata a su ex pareja y hiere al compañero de esta antes de ser detenido

El presunto asesino tenía una orden de alejamiento de su víctima

INÉS P. CHÁVARRI / EL PAÍS - Barakaldo (Vizcaya) / Madrid - 07/12/2010
Cristina Estébanez, de 25 años, ha sido asesinada presuntamente por su ex pareja en la localidad vizcaína de Barakaldo. El presunto asesino, de la misma edad y de origen cubano, ha herido también de gravedad al actual compañero de la víctima antes de ser detenido por agentes de la Ertzaintza de Sestao, ha informado la Policía autónoma vasca. Sobre él pasaba una orden de alejamiento de la víctima, que no ha servido para protegerla.
El suceso se produjo a las siete de la tarde de ayer en el domicilio de la víctima, en el municipio de Barakaldo. Según la misma fuente, el detenido acudió a la casa de su ex pareja, que se encontraba en esos momentos con su actual compañero sentimental, y agredió a ambos con un arma blanca. A la mujer la mató de un puñalada certera en la nuca y a su pareja, un hombre de 29 años, lo ha herido de gravedad también con una puñalada en el cuello.
La nueva pareja de la víctima consiguió huir de la vivienda y llegar hasta un videoclub situado a unos 20 metros del portal del domicilio donde ocurrieron los hechos. Allí, pidió ayuda a Isabel Sainz, la propietaria del establecimiento, que alertó a la Ertzaintza. Sainz recordaba a la víctima como "una joven excepcional, trabajadora y buena persona. Siempre dispuesta a ayudar". La joven vivía desde pequeña en la vivienda donde fue asesinada. En el barrio de Cruces de Barakaldo se crió junto a su hermana Noemi y sus padres. El joven herido también era un vecino del barrio. Regentaba un taller a escasos metros de donde recibió un corte en el cuello.
La condena de las autoridades
La mujer falleció en el lugar del suceso mientras que su compañero fue trasladado al hospital de Cruces en estado grave, donde ha sido intervenido. Según el parte médico, el joven presenta una herida en el cuello sin afectación de vasos importates, está sedado, con respiración mecánica y su pronóstico es reservado. La Ertzaintza localizó y detuvo minutos más tarde de la agresión al presunto agresor en la misma localidad de Barakaldo, donde fue trasladado a dependencias policiales. El detenido, con antecedentes delictivos, tenía en vigor una orden de alejamiento de la víctima, tras una denuncia por amenazas presentada por ésta el pasado mes de noviembre. La Ertzaintza ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias de este suceso.
Tras presentar la denuncia, la joven fue atendida varias veces en el área de Igualdad del Ayuntamiento de Barakaldo. El joven detenido continúa en dependencias policiales y no se descarta que pase hoy martes a disposición judicial. El alcalde de Barakaldo ha lamentado los hechos, ha transmitido el pésame a la familia de la víctima y ha anunciado que el Ayuntamiento se personará como acusación particular contra el presunto asesino.
La Dirección de Atención a las Víctimas de Violencia de Género del Gobierno vasco ha condenado también esta nueva agresión y ha instado ha instado a la ciudadanía a que participe en los actos de repulsa que se convoquen. A través de un comunicado, el organismo ha indicado también que ha ofrecido apoyo y solidaridad a los familiares de esta víctima, a la vez que ha subrayado que "una vez más debemos alzar la voz para decir que no admitimos ni el terror ni la violencia que se ejerce contra las mujeres en ninguna de sus manifestaciones".

"No se ha hecho justicia"

Su padre mató a su madre tras 42 años de maltrato - Los jueces le condenaron el viernes por homicidio - Ella ha hipotecado su casa para los gastos del juicio, cuyo fallo va a recurrir

"EL PAIS" CHARO NOGUEIRA - Madrid - 21/11/2010
Se ha quedado al borde de las lágrimas al ver la sentencia que condena por homicidio -y no por asesinato- a su padre por haber matado a su madre. Mejor recurrir que llorar, ha decidido Natalia Serrano Lang. Y eso hará, porque "no se ha hecho justicia". Llama asesino a su progenitor, contra el que declaró tras un biombo a finales de octubre, cuando se habían cumplido dos años desde el día fatídico: aquel 23 de septiembre de 2008 en que Antonio Serrano Checa mató de 11 puñaladas a su esposa, la alemana Christine Lang, en la casita de campo donde se había refugiado. Era la víspera de la vista de divorcio. La mujer lo había pedido tras 42 años de maltrato sin una sola denuncia.

Pregunta. Hija del agresor y de la víctima. ¿Cómo se vive con eso?
Respuesta. No es solo una tragedia tremenda. Vivir con ello es superdifícil. Es algo que vas a tener ahí el resto de tu vida. El dolor se irá mitigando, pero siempre va a estar ahí. También están los problemas burocráticos, legales, financieros con los que uno se encuentra luego.
P. Además de la tragedia...
R. Los funcionarios dan por hecho que uno sabe cómo funciona todo lo que viene después, y no es así. Seis días después del asesinato de mi madre me llamaron para que me presentara en los juzgados sin saber para qué. Me encontré con el juez instructor, la fiscalía y la abogada defensora. Me interrogaron y yo iba sin abogado, sin nada.
P. ¿Se sintió indefensa?
R. Totalmente. Me di cuenta de que, o me andaba lista, o la maquinaria de la burocracia y la legislación me iba a comer viva. En lugar de sentarme a llorar a mi madre, cosa que hacía en la intimidad y por las noches, busqué un buen abogado y vi cómo actuar. No he tenido tiempo para el duelo.
P. ¿Nadie asesora a las víctimas colaterales?
R. No. La intención es muy buena. Al principio se vuelcan, pero me siento sola, desamparada por las instituciones. Me enteré de cómo había muerto mi madre por una providencia del juzgado.
P. ¿Se ha sentido culpable de la muerte de su madre?
R. No, y eso que hay gente lo ha intentado con comentarios como "¿por qué no te llevaste a tu madre?", "¿por qué no denunciaste los malos tratos?".
P. ¿Por qué no lo hizo?
R. Porque llevarse a la persona no arregla el problema. La iba a acoger cuando se produjera el divorcio. Solo cuando había muerto me enteré de que le habían ofrecido una casa de acogida porque tenía un perfil de riesgo. Cuando contaba lo violento que era mi padre, la gente me decía que no era para tanto.
P. ¿Se llega a considerar que la violencia es normal cuando se convive con ella?
R. Sí. Hubo una época en la que yo pasé por un sometimiento similar en una relación de pareja. Lo hablaba con mi madre y ella me decía "hija, es que los hombres son así". Hasta que un día dije ¡qué van a ser así! Entonces volví a la lucha de explicarle que ella no podía seguir así.
P. ¿Qué edad tenía usted?
R. Cerca de 30 años. Mi madre venía de una situación muy difícil. Hija de la guerra, con un padre violento que se ensañaba con su mujer y con su hija. Mi padre se encargó de continuar con ello. La aislaba y así ella no podía ver que había otro tipo de vida. Empezó a descubrir eso cuando tomamos la decisión de que se divorciara.
P. Parece una condena hereditaria. Su abuela, su madre y usted han sufrido malos tratos.
R. Sí. Va pasando de generación en generación. Adoptamos los modelos de conducta que vemos en casa y si no tienes la posibilidad de salir de ese círculo te crees que es algo normal y te quedas atrapada.
P. Su madre aguantó 42 años antes de pedir el divorcio.
R. Yo le di el empujoncito. Una tarde me dijo "hija, he estado escuchando un programa de Gemma Nierga
sobre mujeres maltratadas psicológicamente y, por lo que han contado, a mí me parece que yo lo soy". Eso fue en agosto de 2007. Fue como quitar la espita de la granada. "¿Así te das cuenta, con todo lo que yo te he dicho durante años?", le contesté. Ella estaba muy deprimida. Tan anulada que cuando la abogada le preguntaba algo me miraba para que contestara yo. Y eso una mujer que era enfermera de neonatos, hablaba cuatro idiomas y le interesaba la vida.
P. ¿Por qué quedó atrapada con esas cualidades?
R. Porque mi padre la tenía aterrorizada.
P. ¿El detonante del crimen fue el divorcio?
R. No. Fue el dinero, el reparto de los bienes que había que hacer. Él la ha matado porque no hizo su santísima voluntad, como siempre había hecho.
P. ¿Qué siente hacia su padre?
R. Algo de indiferencia y una inmensa tristeza por cómo nos ha destrozado la vida a todos, incluido a sí mismo. No era necesario. Podíamos haber sido muy felices. Somos personas de clase media, una familia más de Aluche [un barrio de Madrid]. Jamás le voy a perdonar la vida que le ha dado a mi madre, sobre todo el último año.
P. ¿En qué se apoya para salir adelante?
R. En mi madre. Lo único que quiso es que yo fuera feliz y lo intento por ella. Me gustaría luchar contra la violencia de género, pero no sé cómo. Ojalá mi experiencia le sirva a alguien.
P. ¿Qué planes tiene?
R. Estoy muy despistada. He esperado el juicio para que hubiera una especie de corte y poder empezar. Pero ahora veo que no se ha acabado todo. Tendré que estar pendiente del recurso, de si él ha pedido reducción de condena, tercer grado... No me puedo olvidar aunque quiera. Es como si me acompañara un fantasma.

42 años de maltrato, 11 cuchilladas y un homicidio

- La alemana Christine Hedwig Lang y el español Antonio Serrano se casaron en octubre de 1965 en Suiza. Según la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, los malos tratos duraron desde la boda hasta la muerte de ella, en septiembre de 2008.
- La familia se instaló en Madrid en 1974 y abrió un bar. Al final, la mujer tuvo que ganarse la vida con un trabajo de asistenta. Era enfermera.
- La Audiencia Provincial ha condenado al marido a 13 años por homicidio con abuso de superioridad y agravante de parentesco. Descarta el asesinato por no considerar probada la alevosía. Considera atenuante que él se entregara a la Guardia Civil. El fallo añade otros tres años de prisión por violencia de género habitual. Dicta alejamiento de la hija durante 20 años.

Y tu, ¿que opinas?

lunes, 6 de diciembre de 2010

Blog de Eduard Punset » Sobre la incesante violencia de género

Blog de Eduard Punset » Sobre la incesante violencia de género

Rebeca Rodríguez, huérfana de la violencia machista.

Si Rebeca Rodríguez pudiera hablarle al oído a una mujer maltratada, le diría: “Huye. Escapa. Si te mata no te imaginas lo que queda aquí. Tus hijos ya no van a tener una vida normal. Jamás. No van a volver a confiar en la gente”.

Rebeca, 30 años, es la menor de los cuatro hijos del matrimonio de Benita del Valle y Eugenio Rodríguez. En mayo de 2006, la noticia de que Eugenio había degollado a Benita, había troceado su cuerpo y lo había tirado en bolsas de basura al Pisuerga dejó a Valladolid helado. El día que la Policía halló la primera bolsa con los restos de Benita, su hija Rebeca llevaba 70 días -y 70 noches- preguntándose por el paradero de su madre y consolando a su padre, “deshecho” por el supuesto ‘abandono’. Ese día, Rebeca no lloró.
“Es como si vieras una película. Parece que no te está pasando a ti realmente. No reaccionas”, cuenta esta joven de aspecto frágil y tono sereno gracias a muchas horas en el diván del psicoanalista.

¿Qué puedes hacer tú? 4 claves para actuar ante esta lacra:



1) Quiérete bien. El amor tiene que sumarnos siempre, no restarnos. Nos tiene que dar alegría, hacernos crecer, no cortarnos, no limitarnos. Actúa contra la violencia machista respetándote y pidiendo respeto para las demás. La violencia machista no es algo inherente a las relaciones de pareja. Por eso, trabaja por tener una relación libre y da este mismo mensaje en tu entorno.
2) Si eres víctima de violencia de género o crees que puedes serlo, acude inmiediatamente a un asesoramiento especializado. Puedes llamar al teléfono 016 o contactar con la Federación de Mujeres Progresistas que te redirigirán al servicio especializado que tengas más cerca. El objetivo de los servicios especializados es favorecer el empoderamiento de las mujeres que han sido víctimas de violencia machista. Para ello se promueve una atención integral (psicológica, jurídica y social) que les permite poder decidir de forma autónoma sobre su proceso de desvinculación del agresor, incluida la interposición o no de denuncia. Su función es acompañarlas, pero son ellas las que libremente han de decidir el camino a seguir en dicho proceso.
3) Si crees o sospechas que alguien de tu entorno puede estar siendo víctima de la violencia machista, ¡no te calles! La violencia machista la puede denunciar cualquier ciudadano o ciudadana no tiene por qué ser la propia víctima. Si estás ante una emergencia llama a la policía. Si crees que puede haber un riesgo tú también puedes acercarte a un servicio especializado para que te orienten y ver qué puedes hacer.
4) Desde los medios de comunicación también puedes actuar contra la violencia machista. Si eres periodista trata de visibilizar no solamente las muertes, también los castigos, las penas que recaen sobre los maltratadores. Que no parezca que no pasa nada. Muestra en tus noticias y reportajes la diversidad de situaciones y perfiles que se esconden tras la violencia de género. Como lector o lectora también puedes reclamar este tipo de informaciones contactando con las defensorías de los lectores o a través de las cartas al director.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Desmontando "MITOS"

Nos hemos preguntado por las consecuencias que puede tener en la lucha contra la violencia de género la persistencia de “mitos” asociados. “La tendencia a encasillar paraliza en muchos casos a la propia víctima. Es especialmente peligroso que se reproduzcan los mitos y estereotipos en los medios de comunicación. Los medios tienen que ser conscientes de su poder y su responsabilidad y mostrar la diversidad de situaciones y de perfiles que rodean a la violencia de género. No hay que mostrar a la sociedad sólo las frías cifras, también todo lo que hay detrás, las condenas que reciben los agresores, las formas de prevenir, etc. La experiencia del día a día en los servicios especializados nos ha desmontado todos los mitos que giran alrededor de la violencia de género, así que basta ya de reproducirlos”

>> “La violencia machista es fruto de un estallido, de una pérdida del control, de los nervios del momento”
Es un mito, totalmente falso. La violencia de género es un exponente de la desigualdad que vivimos en nuestras sociedades. No surge de un estallido, surge del intento de controlar a la otra persona hasta el extremo.
>> “Los agresores son adictos al acohol o lo hacen bajo el efecto de las drogas”
No es así en la gran mayoría de casos. El consumo de sustancias y de alcohol puede agravar una situación de violencia de género, pero no es la causa de ella. Muchísima gente bebe alcohol y consumen drogas y no agreden a su pareja.
>> “Los maltratadores sufren una enfermedad mental”
Es totalmente falso. Prácticamente la totalidad de los agresores no tienen enfermedad mental.
>> “El maltrato se da principalmente en familias de bajos ingresos y etnias minoritarias. Lo sufren más las mujeres de bajo nivel cultural y las mujeres inmigrantes”
El maltrato se da en todas las clases sociales, lo sufren mujeres de todos los niveles de formación, con empleo… Durante mucho tiempo se ha mantenido este mito en la cabeza de mucha gente, se ha pensando que las mujeres víctimas de violencia eran mujeres de una cierta edad, recluidas en casa, etc., cuando las cifras demuestran que entre un 60 y un 70% de las víctimas son menores de 45 años. Además más del 50% de las mujeres maltratadas tienen estudios medios y superiores y más del 50% son trabajadoras en activo (que serían más si no fuera por esta situación de crisis que vivimos).
Lo mismo pasa con el perfil de los agresores. Hay hombres maltratadores en todos los estratos sociales y de todo tipo de formación.
 Según datos del Ministerio de Igualdad el 63,6% de las mujeres asesinadas víctimas de la violencia machista en 2009 eran españolas. A pesar de esto, la tasa es mucho mas elevada en mujeres extranjeras, representando cerca de 9 fallecidas por millón de mujeres extranjeras que viven en nuestro país frente a la tasa de las mujeres españolas asesinadas que fue de cerca de 2 por millón. Existe un reconocimiento internacional acerca de la doble vulnerabilidad a sufrir esta violencia, por ser mujer y por ser migrante, de estas mujeres. En el caso de las mujeres en situación administrativa irregular, estaríamos ante una situación de triple vulnerabilidad. Todo esto tiene que ver con las condiciones específicas que viven: dificultades económicas y lingüísticas, inexistencia de una red familiar y social de apoyo, desconocimiento de las leyes, y desconfianza de las instituciones, entre otras. Muchas mujeres inmigrantes viven una situación de vulnerabilidad especial, pero las mujeres españolas están también expuestas, lo único que las diferencia, es que quizás las españolas tengan una mayor facilidad para acceder a los recursos disponibles.

sábado, 4 de diciembre de 2010

"Ahora soy dueña de mi vida, de mi dinero, de mi cuerpo. He salido"

Denunciar a tu verdugo, romper todo contacto con él, abandonar al que muchas veces es el padre de tus hijos es muy difícil. Antonia Ábalos lo sabe. Su marido la agredió durante años. El maltrato psicológico la mantuvo atada, pero finalmente escapó. Y tuvo que irse lejos, llegó a España desde México con su hija de siete años. Ahora, esta mujer de 42 años se considera una superviviente de la violencia machista. "Si es duro enfrentarse a lo desconocido, a empezar de nuevo, a denunciar, más duro es compartir la cama con el hombre que te maltrata y que te puede llegar a matar", cuenta. Ella ha conseguido superar todas las torturas y es una mujer nueva. "Ahora soy dueña de mi vida, de mi dinero, de mi cuerpo, de mi erotismo, de mis sueños y mi libertad"."Si resistí los golpes también puedo empezar de nuevo".

Como Ana Bella Estévez, maltratada por su esposo durante 11 años. Desde que se casó con apenas 18. Tuvo cuatro hijos con su verdugo. No se libró de los golpes ni de las agresiones sexuales ni siquiera cuando estaba embarazada. "Me llegó a tener una semana encerrada en casa para que reflexionara sobre por qué había tendido en el balcón la ropa interior. Decía que provocaba a otros hombres", cuenta ahora.
Estévez también escapó. Una noche que su pareja trabajaba tuvo la fuerza de coger a sus cuatro hijos, montarlos en el coche y marcharse a otra ciudad. Allí denunció a su verdugo. "La policía me dijo que escribiera en un papel lo que había pasado. Rellené decenas de folios. Cómo poner en uno solo 11 años de pesadillas", rememora. Los servicios sociales alojaron a esta mujer que ahora tiene 38 años en una casa de acogida. Allí empezó verdaderamente a vivir. "En la casa, entre rejas, sin poder salir por miedo empecé a sentirme libre de verdad. Nadie me decía como tenía que vestir, ni me impedían leer libros, como hacía él, diciendo que eso solo era perder el tiempo", explica.
Fue en ese momento cuando Estévez empezó a darse verdadera cuenta de lo que había sufrido. "Antes, mientras todo ocurría no me daba cuenta de que estaba siendo maltratada, no era consciente", cuenta. "Así empecé a pensar que todas las fuerzas que había tenido para resistir el maltrato las tenía también para darle a mis hijos una vida en armonía. Para empezar de nuevo. Somos supervivientes. Mujeres fuertes que podemos con todo. Solo debemos darnos cuenta de ello", dice. Estévez fundó una asociación (www.fundacionanabella.org) para ayudar a las mujeres que ha sufrido maltrato. Ahora tiene un trabajo, una vida nueva y es feliz.
Igual que pueden serlo las mujeres que ahora viven sometidas por sus verdugos. Ábalos y Estévez cuentan su historia. Su logro de supervivencia es vital para que las mujeres se animen a denunciar. "Da miedo hacerlo, pero se puede salir de la violencia. Nosotras somos la muestra. Se puede ser feliz. Hay esperanza", dice Ábalos.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

PREVENCIÓN

El principal camino para acabar con la violencia de género es la prevención. Esto incluye, por supuesto, un cambio global en la forma de ver las relaciones entre mujeres y hombres, un cuestionamiento de los roles sociales y estereotipos, del lenguaje, etc. Estos cambios deben partir de las personas adultas con el objetivo de que se transmitan eficazmente a niños y niñas.

Además, tu puedes prevenir y evitar implicarte en una relación que puede llegar a ser violenta:

· En primer lugar, detectar manipulaciones, aproximaciones no solicitadas, desconfiar de promesas que no tienen sentido en un momento de la relación, tener claro que decir que “no” a algo no es negociable, alejarse cuando esa persona que se te acerca tratando de hacerte ver que tenéis mucho en común o que le debes algo. Para todo esto es muy importante confiar en tu intuición, en las sensaciones de desasosiego que te producen. Cuando conoces a alguien le evalúas igualmente, valoras si esa persona encaja contigo; solo es importante que a partir de ahora incluyas también estos puntos si quieres prevenir encontrarte en una relación violenta. Valora sus ideas sexistas, cómo fueron sus relaciones anteriores (si rompió él o no, cómo habla de ellas…), etc.

· Considera tus propias ideas respecto al amor y la pareja, el papel de la mujer en la misma, a qué se debe renunciar por amor.., etc.

· Y ante todo, conociéndote a ti misma y teniendo claros tus valores. Si los valores de la otra persona entran en conflicto con los tuyos, debes saber reconocerlo y no aceptar en ningún caso renunciar a aquello que es importante para ti.

martes, 30 de noviembre de 2010

SACA TARGETA ROJA AL MALTRATADOR

Desde las instituciones se lanzan campañas publicitarias, también apoyadas por personajes públicos, con la intención de; informar, dar visibilidad al problema y generar conciencia social , sensibilizando en materia de violencia de género.
Muchas veces l@s implicados no se atreven a denunciar, no pueden porque no tienen valor de enfrentarse, porque están ningunea@s o simplemente no quieren porque tienen normalizado el maltrato dentro de sus vidas. Pero, también pueden y deben denunciar los afectados; los familiares, los amigos, los compañeros, los vecinos.... Este es el mensaje del spot 8 de la campaña "Saca targeta roja al maltratador".

Spot 8 Saca Tarjeta Roja 2'' 00"

Las piezas audiovisuales de la campaña, están basadas en un guión de Iciar Bollain, Alicia Luna y Pizca Gutiérrez y han sido realizadas por Gracia Querejeta.En ellas, han participado desinteresadamente personas de diferentes ámbitos profesionales, que han querido pasar a la acción sacando su tarjeta roja al maltratador. De este modo, expresan ante la cámara un rotundo NO a cualquier tipo de agresión contra las mujeres.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Tarea; Trabajar por el fin de la violencia contra las mujeres.

Este blog que he creado forma parte de mi formación dentro de la UNED como futura educadora social. Elegí la violencia de género como tema a tratar por que considero este problema social como uno de los más gravés en nuestro entorno más cercano. Por contra es un problema que la sociedad tiene normalizado, a pesar de que las cosas estén cambiando y cada vez se trabaje más por acabar con la violencia contra las mujeres.

                  Y digo, que las cosas están cambiando porque sorprendentemente solo existen extadísticas de mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas desde 1999. Digo más; el código penal entre los años 1944 y 1963 toleraba que el marido asesinase a su esposa en caso de adulterio o que el padre matase a las hijas menores de 23 años y a sus novios en el caso de mantener relacciones sexuales sin estar casadas. Estamos hablando de hace 70 años...

BEBE MALO

Algo está cambiando... aunque son ya 64 las víctimas de vilolencia de género este año en España.